Test Track

Tipo: Velocidad
Intensidad: Alta
Espera: Alta
Duración: 8 minutos
Requisitos: 102cm
Fastpass: Sí – Tier 1
Situación: EPCOT – Future World East

Diseña tu propio coche y ponlo a prueba en Test Track, una de las atracciones más intensas de EPCOT y, además, la más rápida de todo Walt Disney World, superando incluso la temida Rock N Roller Coaster. Los coches de Test Track, diseñados para recorrer un millón de millas durante su vida útil, alcanzan la velocidad de 105 km/h, que puede no parecer mucho, pero cuando vas en ellos montado los límites de la percepción cambian por completo y la sensación de velocidad es increíble.

Durante la cola veremos videos de ingenieros discutir sobre las distintas prestaciones de un coche, además de todo un museo de parafernalia automovilística que incluye motores, volantes, pistones y fotos de niños que, ¡sorpresa! son los propios creadores de la atracción cuando eran pequeños. Una vez superado este pequeño museo de piezas Chevrolet, orgulloso patrocinador de la atracción, nos adentraremos en una sala de pantallas donde podremos diseñar nuestro propio coche. Es una de las formas más inteligentes de hacer entretenida la espera, mientras elegimos formas, ruedas, carrocerías e incluso elementos decorativos para crear el coche perfectamente personalizado a nuestro gusto. ¡No te olvides pasar tu Magic Band o la tarjeta de entrada al parque! El coche que diseñes luego competirá con los demás para ver cual es el que mejores prestaciones ofrece.

Y una vez superada la espera, que suele ser muy alta, ¡es hora de subirnos a nuestros coches! Volvemos a escanear nuestra Magic Band o entrada del parque y nos subimos a un coche de 6 plazas para realizar las pruebas necesarias antes de ponerlo a la venta, como si fuéramos dummies.

Durante el recorrido, los vehículos realizan pruebas de prestaciones como frenado, capacidad de respuesta, neumáticos en condiciones climatológicas adversas y, la más divertida, la velocidad. De repente el túnel se abre y nos saca al exterior, donde los coches alcanzan la velocidad de 65 mph (unos 105 km/h). Es aquí donde la atracción se convierte en la más rápida de todo Disney World y podría serlo más, pues originalmente fue diseñada para alcanzar la velocidad de 95 mph (unos 140 km/h), pero las leyes de Florida obligaron a reducir la velocidad. Pero Test Track no solo es la atracción más rápida de Disney World, sino también la más larga, con un recorrido total de 1 kilómetro y medio.

Una vez que hemos realizado las pruebas de nuestros vehículos, veremos cuál de todos es el que ofrece las mejores prestaciones en base a lo que diseñamos en la cola, y nos adentraremos en un showroom de Chevrolet donde descubrir sus mejores modelos, indispensable para los amantes del motor que se hacen fotos como locos en esta sección.

La atracción es, como no podría ser de otra manera, toda una abra de ingeniería a prueba de tornados y huracanes, muy frecuentes en Florida, aunque cuando llueve la cierran y después tarda bastante en arrancar. Cada uno de los 31 vehículos que circulan por Test Track está equipado con 3 ordenadores de a bordo, 250 cv de potencia y un sistema de frenado que triplica los coches convencionales. De los 31 vehículos, solo funcionan a la vez 25, dando diversión a unas 1200 personas por hora.

Test Track es una de las atracciones más emocionantes de todo EPCOT, por lo que es más que recomendable conseguir un Fast Pass (a tener en cuenta que si lo sacas para Test Track no podrás tenerlo para Soarin’ o Frozen), o visitarla a primera hora de la mañana. También cuenta con una cola Single Riders’ Line para los que se suben en la atracción solos, que suele ser muchísimo más rápida incluso que el Fast Pass. Eso sí, no es recomendable si montáis en grupo pues lo único que conseguiréis es retrasaros unos a otros.

¿Quieres ver más fotos de Test Track? ¡Sígueme en mi página de Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *