¡Ay, mi queridísimo Meliá Orlando! La opción perfecta para alojarse cerquita de los parques Disney y Universal, a un módico precio y siempre bajo las garantías de calidad y servicio de Meliá.

En el vídeo lo cuento prácticamente todo sobre este hotel que considero mi casa en Orlando, pero aquí pues os voy a hacer una reseña más detallada y personal. ¡Vámonos tías!

Situación:

El hotel se encuentra en el CDP de Celebration, en el condado de Osceola, en Florida. ¿Y qué es un CDP? Pues son las siglas para census designated place, digamos que se trata de una pequeña comunidad convertida en localidad creada y desarrollada ni más ni menos por The Walt Disney Company, y conectada directamente con Walt Disney World por la World Drive, una carretera que finaliza ni más ni menos que en Magic Kingdom.

Esto así en términos generales. Pero para que os hagáis una idea de dónde os vais a quedar, os diré que es una zona muy tranquila, bonita y verde (muy verde), pero un poco en el medio de la nada. Cerca del hotel tenéis una zona con restaurantes que cuenta con Panera Bread, Five Guys, Buca Di Beppo, Applebee´s, Dunkin Donuts y demás, a la que podéis acceder andando pero tenéis un paseito de 10 minutos atravesando un parking.

Un poquito más alejado, a un salto de 5 minutos en coche, tenéis un supermercado Publix, gasolinera, iHop, Golden Corral, Waffle House, un hospital, y varias tiendas entre las que merece destacar un Nike Outlet, mucho mejor surtido y menos concurrido que los de los outlets de Vineland.

El complejo de Walt Disney World se encuentra literalmente a tiro de piedra, en la siguiente salida de la carretera 192. De hecho desde algunas de las habitaciones podéis ver los fuegos artificiales de Hollywood Studios, Epcot y Magic Kingdom. Pero eso sí, no se puede ir caminando, claro. Aunque el hotel cuenta con lanzadera gratuita al Transportation and Ticket Center de Disney World, solamente ofrece dos servicios de ida por la mañana y dos de vuelta por la noche, por lo que os recomiendo este hotel especialmente si tenéis coche o no os importa usar Uber o Lyft para ir y venir, porque si no estáis prácticamente incomunicados.

Universal Resort se encuentra un poquito más alejado, a una media hora en coche. También hay servicio de bus a Universal, Sea World y los principales outlets de Orlando, pero éste es previo pago.

Si os queréis mover por la zona de Celebration, ir al supermercado o a algún restaurante, el hotel cuenta con un Range Rover que os acerca gratuitamente a los sitios más cercanos, pero no a los parques, aviso.

Habitaciones:

Cuenta con distintos tipos de habitación, que podéis ver en todo su esplendor en el vídeo, pero que aquí os enumero para las que os gusta leer:

  • Habitaciones simples: una habitación con cama king size, baño privado, televisión, minibar, cafetera y todo lo necesario para una estancia individual o en pareja. Las tenéis con vista al parking o a la piscina (un poco más caras)
  • Suite un dormitorio: además de la habitación, contáis con un salón amueblado con un sofá (que se hace cama), mesa y sillas, un balcón y una cocina americana equipadísima, con electrodomésticos y utensilios para que podáis cocinar allí mismo. Vamos, como un apartamento. Lo mismo, las que tienen vista a la piscina son un poco más caras.
  • Suite de dos dormitorios: pues igual que la anterior, pero con dos dormitorios y dos baños. Caben hasta 6 personas pues cuenta con una cama king size en cada uno de los dormitorios y un sofá cama en el que pueden dormir 2 personas.
  • Suite familiar: como una casa, más de 100 metros cuadrados para albergar una habitación con su baño y una cama king size, el salón con la cocina americana y otra habitación con su baño y dos camas dobles. Aquí pueden dormir hasta 8 personas, casi ná!

Todas las habitaciones cuentan con cafetera, con el café gratuito, televisión (con servicio de pay per view), teléfono, wifi, caja fuerte, armarios, amenities y una Biblia en el cajón, para las más devotas.

El salón de la suite de un dormitorio

Restaurantes:

El hotel cuenta con un único restaurante, abierto desde las 7 de la mañana para los desayunos y hasta las 11 de la noche para las cenas tardías.

Se llama 360 Bistró y está mejor que bien. El desayuno es bastante completo, aunque cuando llevas allí varios días te cansas de tanto huevo y tanto bacon y tiras más por la fruta y los cereales, pero os podéis poner tifas desde primera hora del día. Incluso hacen gofres con la cara de Mickey, como en los restaurantes de Disney World. El precio del desayuno es de 14 dólares por persona, si no lo tenéis incluido en la tarifa. Tip: si tenéis la Meliá Rewards, la tarjeta de fidelización de Meliá, tenéis 2×1 en desayunos, así que podéis desayunar dos por 14 dólares.

Para comidas y cenas tenéis opciones internacionales, con inspiración mediterránea que para eso es Meliá. Para mí lo mejor son las pizzas, hechas al horno de leña en el momento, y el sandwich de pollo que está que se te va la olla.

Además sirven cócteles de colores y sabores imposibles y tienen happy hour durante el día, que podéis acabar bien tipsies.

Instalaciones:

Lo mejor es sin duda la piscina, súper tranquila durante el día, con musiquita, un montón de tumbonas, sofás y mesas y servicio de bar en la piscina. Vamos, que ahí se está mejor que en brazos. Además está abierta desde primera hora de la mañana hasta entrada la noche, creo que hasta las 11 o así, pero cuando cierran los parques suele estar muy concurrida.

La piscina

En la zona de la piscina te dan toallas y tienen también juegos como basketball acuático o mesas de ping pong, con sus raquetas y pelotas (de ping pong)

También tiene parking y a veces organizan fiestas como un brunch español, proyecciones de películas infantiles, animación en la piscina y cosas así. Tienen salones de reuniones y un gimnasio a 10 minutos a pie, no dentro del hotel, pero que podéis utilizar sin cargo adicional.

Vamos, a mí este hotel me encanta, es como un remanso de paz que nada tiene que ver con los hoteles Disney. Está claro que no tiene esa magia ni tematización, pero tiene la tranquilidad que apetece después de todo un día saturado con la gente. Eso sí, siempre que tengáis coche o no os importe gastar en Uber, claro.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

 

cheMAGIC

Vivo en Madrid. Viajo frecuentemente a Orlando. Estoy obsesionado con la Magia en los parques Disney. Me apasionan las emociones que ofrece Universal Resort Florida. Mi plato favorito es el cocido madrileño. Mi perro se llama Vladimir. No sé distinguir entre hombre y mujer. Soy una tía loca.

Ver todos los posts

Pues sí tía, este sitio utiliza cookies propias y de terceros y tal. Si sigues navegando, pues tan amigas. Si no te parece bien, pues no navegues y tan amigas también, chica, no nos vamos a enfadar por esto. Y si eres una curiosona y quieres saber más, pues léete el texto legal y así te entretienes. Texto Legal

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar